Mitos y verdades

Depilación Láser | 0 Comentarios

Es una depilación para siempre
Todos los expertos coinciden en que el vello corporal sí desaparece con el sistema láser. Sin embargo, en el rostro los resultados pueden no ser permanentes. “En la cara el efecto es más variable porque el vello facial está muy sujeto al influjo hormonal”.

No está aconsejado para las embarazadas ✓
En el caso de la depilación, no se ha comprobado que la luz del láser penetre más de 4 ó 5 milímetros, por lo tanto el feto estaría seguro. Pero dado que no se han realizado estudios reales de posibles efectos secundarios, durante el embarazo recomendamos no realizarse la depilación con láser en las zonas cercanas a la tripa. Y otras zonas del cuerpo, ¿sí podrían depilarse con láser durante el embarazo? La respuesta sigue siendo la misma: mejor no. En la depilación de otras zonas, influye un factor diferente: el importante cambio hormonal que experimentan las embarazadas. El crecimiento del pelo corporal y facial se vuelve anárquico durante el embarazo y los niveles altos de progesterona hacen que el crecimiento del pelo se ralentice mucho y apenas crezca.

El láser es dañino para las pieles sensibles
No solo no daña las pieles sensibles, sino que en muchos de estos casos es la mejor opción de depilación. Con el láser no aparece la respuesta irritativa que producen depilaciones convencionales como la cera o la cuchilla. Por supuesto, siempre es necesario realizar una pequeña prueba de tolerancia antes de comenzar el tratamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies